Frente a los hechos de violencia y bloqueos de vías en todo el país que vienen presentándose en los últimos días, el Consejo Gremial Nacional emite el siguiente pronunciamiento a la opinión pública:

  • El conflicto social debe gestionarse a través del diálogo. Por eso hacemos un llamado a todos los actores políticos, económicos, sociales y académicos para que construyamos consensos que nos lleven a construir confianza y afrontar los retos que tenemos como sociedad.
  • Respetamos el derecho a la protesta pacífica, pero rechazamos categóricamente los actos vandálicos que se han venido suscitando en el territorio nacional, los cuales están produciendo violencia, negación del derecho a la salud, la alimentación, el trabajo y la libre movilidad de la ciudadanía, de manos de personas que atentan contra la estabilidad y producen afectaciones sobre el desarrollo normal de las actividades propias del país y sus ciudadanos.
  • Debido a las violentas protestas es importante dar a conocer que estos últimos días se han interrumpido, por el accionar de los violentos, las actividades productivas y las cadenas de suministro, lo cual pone en riesgo la seguridad alimentaria, el abastecimiento de bienes de primera necesidad para toda la población, así como la prestación de servicios básicos, todos estos fundamentales para la supervivencia de la comunidad y que se constituyen en una violación a sus derechos fundamentales.
  • Pedimos respeto pleno sobre la propiedad pública y privada como acto de protección al patrimonio de la Nación, con el cual, todos nos identificamos como símbolo de interés público.
  • Defendemos la institucionalidad, como mecanismo para recuperar la estabilidad y para preservar los bienes supremos de la libertad y la democracia y, al mismo tiempo, salvaguardar la vida y seguridad de los ciudadanos.
  • Confiamos en la capacidad del Estado para que, dentro del respeto por la Constitución, se cumpla con el mandato de restablecer el orden público. Manifestamos nuestro apoyo al Presidente de la República, la Policía Nacional y las Fuerzas Militares para que en el marco de la Constitución y la Ley cumplan su mandato de garantizar el orden público y la protección de los derechos de todos los colombianos, retornando la tranquilidad en todo el territorio nacional.
  • Instamos a mandatarios y autoridades locales a trabajar articuladamente con el fin de tomar las medidas necesarias para restablecer el orden público, actuar en favor de la ciudadanía y en el ejercicio de la autoridad para impedir el vandalismo. La violencia que está cobrando vidas y la destrucción de las actividades generadoras de millones de empleos en el país.
  • Hacemos un llamado a las autoridades judiciales para proteger a la ciudadanía que está siendo afectada por los actos de vandalismo, buscando individualizar y responsabilizar a los culpables, generando mecanismos de reparación para los afectados de estos hechos.

Bogotá, mayo 4 de 2021.