Respetuosos del derecho a la protesta pacífica, el Consejo Gremial Nacional hace un llamado a los organizadores del llamado Paro Nacional, convocado para mañana 21 de octubre, para que independientemente de sus motivaciones, sean conscientes de la actual coyuntura generada por el COVID-19, den prioridad al diálogo de manera que se eviten impactos negativos a la salud pública, la movilidad, la seguridad, la reactivación de las economías locales y el derecho de ir a trabajar de miles de colombianos.. Así mismo, el Consejo resalta la importancia de garantizar la legitimidad de esta protesta y tomar las acciones necesarias y adecuadas para evitar las infiltraciones de grupos al margen de la ley o vándalos que atenten contra los derechos de los no manifestantes, la población civil y que vayan contra del carácter pacífico que debe tener cualquier manifestación.

 

Exhortamos, ahora más que nunca, a que se obedezcan las normas de aislamiento selectivo y los protocolos de bioseguridad. Su incumplimiento atenta contra la salud, no solo de quienes hacen parte de la marcha, sino de todos los colombianos.

Reiteramos nuestro llamado a que no se obstaculice el proceso de reactivación que avanza en el país y se respete el derecho de los ciudadanos a su libre movilidad y al trabajo, para garantizar el sustento de las familias y la sostenibilidad de los sectores productivos y las empresas.

Bogotá, octubre 20 de 2020.