Ante los hechos de vandalismo y bloqueos que se están presentando en varias regiones del país, con especial gravedad en Cali y el Valle, el Consejo Gremial Nacional condena las acciones de quienes han usado las manifestaciones para sembrar el caos en el país con fines diferentes al derecho constitucional a la protesta ciudadana.

 

Hace un llamado a las autoridades locales de las regiones del país afectadas por el vandalismo y la delincuencia organizada, a trabajar de manera articulada con el Gobierno Nacional y la Fuerza Pública para conjurar la situación de orden público y garantizar la salud e integridad de los ciudadanos. Igualmente, expresa su solidaridad con quienes han sido víctimas de los desmanes y pide asegurar el derecho a la libre movilidad, el ejercicio de la actividades laborales y empresariales y la protección de los bienes públicos y privados.

Para el Consejo Gremial Nacional hay temas innegociables en un estado de derecho para conservar el orden y la unidad, como son la observancia de los derechos fundamentales, el acatamiento de la ley y la preservación de la seguridad y la salud pública en momentos en que el país vive los graves efectos del tercer pico de la pandemia.

Asimismo, expresa su pleno respaldo al Gobierno Nacional, la Policía Nacional, el Ejército y las demás fuerzas del orden por su labor en defensa de los ciudadanos, se solidariza por los hechos de violencia de que han sido víctimas varios uniformados y pide a la Fiscalía General de la Nación que investigue e individualice a quienes están liderándolos.

El Consejo Gremial apela a la serenidad y al comportamiento cívico para que las reivindicaciones sociales no se contrapongan a la convivencia pacífica y al respeto por los derechos de todos los ciudadanos. El peor camino es hacerle el juego a quienes quieren sembrar la violencia y el caos con el objetivo de destruir la confianza en el país y en sus instituciones, lo que impedirá superar las actuales dificultades que como sociedad debemos enfrentar, especialmente en la salud pública, el apoyo a la población vulnerable y la reactivación empresarial.

Bogotá, abril 30 de 2021.