En ocasión de la jornada de movilización nacional prevista para el próximo 28 de abril, en la cual se han anunciado marchas en diferentes ciudades del país, los gremios que conforman el Consejo Gremial, se permiten manifestar que:

Reconocemos el derecho constitucional de los colombianos a la protesta social, a manifestarse pública y pacíficamente, así como a la libertad de expresión, asociación y participación, respetando los derechos de terceros. No obstante, consideramos, que este derecho nunca podrá estar por encima del derecho, también constitucional, a la vida y a la salud de los colombianos.

En este sentido hacemos un llamado a los organizadores y a las autoridades para que evalúen seriamente y de forma responsable los efectos que sobre la salud, no solo  de los convocados sino también de sus familias, puede llegar a tener esta manifestación, así mismo que asuman las responsabilidades de las consecuencias que podrían tener dichas movilizaciones, lo anterior, teniendo en cuenta que las cifras a la fecha muestran un panorama desalentador en materia de COVID, toda vez que los casos activos ascienden a más de 100 mil y las cifras de personas fallecidas superan las 70 mil

Es fundamental tener en cuenta que algunas regiones del país se encuentran en alerta naranja y roja por la alta ocupación en UCI, lo que ha conllevado a que estemos atravesando por el tercer pico de la pandemia, por lo cual realizar eventos masivos expondría a la comunidad a un posible contagio y colapso del sistema de salud, debemos ser conscientes y escuchar el clamor de las organizaciones médicas, son ellos quienes están enfrentando día a día esta dura batalla.

Desde el Consejo Gremial Nacional, continuaremos impulsando el diálogo como herramienta de generación de consensos que permitan abordar las situaciones por las cuales atraviesa el país en materia económica y social.

Bogotá, abril 27 de 2021.